Comunidad Andina propone crear un consejo regional para el desarrollo social

Los responsables de las políticas sociales de los países de la Comunidad Andina de Naciones aprobaron una declaración de políticas sociales regionales y un plan de acción: la “Declaración Andina sobre Desarrollo Social” y la “Declaración de Santa Clara sobre Cohesión Social” firmadas en Lima, en los primeros días de mayo de 2004, por delegados de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Los delegados también propusieron crear un Consejo Andino de Ministros de Desarrollo Social, como órgano consultivo del Sistema Andino de Integración, y que propone una acción coordinada en el marco del Plan Integrado de Desarrollo Social.

Ese Consejo Andino de Ministros de Desarrollo Social deberá fiscalizar el cumplimiento de un plan en el área social. El Secretario General de la Comunidad Andina, Allan Wagner, declaró que esa iniciativa “marca un punto de inflexión en la agenda de integración andina, porque consolida la dimensión social de la integración a través del Plan Integrado de Desarrollo Social (PIDS)”, que está siendo considerado por los gobiernos y será sometido para la aprobación de los Presidentes en julio próximo.

La declaración social también apunta a poner en marcha el Plan Integrado de Desarrollo Social, desarrollar una estrategia a nivel andino para gestionar recursos y realizar acciones, se propone además un programa en Diplomacia Social, y alienta poner en marcha mecanismos innovadores.

A continuación se ofrecen ambos documentos:

Declaracion Andina sobre Desarrollo Social

Sobre la base de los avances registrados hasta la fecha por la Comunidad Andina en el desarrollo de su Agenda Social y, en particular, en la formulación del Plan Integrado de Desarrollo Social, cuyo propósito es complementar con programas, proyectos y actividades comunitarios las estrategias y políticas de combate a la pobreza, la desigualdad y la exclusión social en los países miembros de la Comunidad Andina, la Ministra de la Mujer y Desarrollo Social de Perú y los representantes de Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, adoptan los siguientes acuerdos:

1. Proponer al Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores la creación del Consejo Andino de Ministros de Desarrollo Social como órgano consultivo del Sistema Andino de Integración.

2. Promover, dentro de la política exterior andina común, un programa específico de Diplomacia Social dirigido a potenciar la acción conjunta de los países andinos en los foros internacionales de carácter social, promover los entendimientos que permitan la aplicación más eficiente de la Declaración del Milenio en sus respectivos países y promover la activa aplicación de la diplomacia internacional en proyectos específicos de lucha contra la pobreza y del desarrollo social.

3. Poner en ejecución, a partir de su aprobación por el Consejo Presidencial Andino en su XV Reunión Ordinaria, los programas, proyectos y actividades contempladas en el Plan Integrado de Desarrollo Social (PIDS) y que han sido identificados y consensuados por los países miembros durante su proceso de formulación.

4. Desarrollar una estrategia comunitaria andina para la gestión de los recursos de cooperación internacional técnica y financiera que, junto con la asignación de recursos propios, permitirán poner en ejecución el PIDS y avanzar significativamente en el cumplimiento de los objetivos del Milenio.

5. Ejecutar un programa eficaz de cooperación horizontal sobre políticas sociales entre los países miembros de la Comunidad Andina.

6. Proyectar, como Comunidad Andina, programas de cooperación horizontal sobre políticas sociales con los demás grupos de trabajo subregionales constituidos en el seno del Foro de Ministros de Desarrollo Social de América Latina y El Caribe, con énfasis en la difusión e intercambio sistemático de información sobre buenas prácticas y el seguimiento y la acción conjunta para alcanzar las metas del Milenio.

7. Acoger la propuesta de institucionalización del Foro de Ministros de Desarrollo Social de América Latina y el Caribe.

8. Sugerir a los países desarrollados y a los organismos financieros internacionales para que acojan positivamente las propuestas de establecer mecanismos financieros innovadores que permitan incrementar la inversión productiva y la generación de empleo, hacer frente a las demandas sociales insatisfechas de nuestras naciones, superar la pobreza, reforzar la cohesión social y fortalecer la gobernabilidad democrática.

9. Solicitar a la Unión Europea que persista en el cumplimiento de los objetivos de la Alianza para el Desarrollo acordada en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas referidos al financiamiento de programas de cooperación con los países de América Latina y el Caribe, con especial énfasis en programas y proyectos consensuados entre países miembros de un esquema de integración como los que contempla el Plan Integrado de Desarrollo Social de la Comunidad Andina.

Santa Clara, Lima, 1 de mayo de 2004

Declaración de Santa Clara sobre cohesión social en América Latina y el Caribe

Los Ministros y Ministras responsables de las Políticas de Desarrollo Social y Jefes de Delegación, reunidos en Santa Clara, Lima-Perú, el 01 y 02 de mayo de 2004, con ocasión del V Foro de Consulta de Ministros de Desarrollo Social de América Latina y El Caribe, en el marco de los compromisos adquiridos en la Cumbre Mundial del Milenio de las Naciones Unidas y demás cumbres sociales, y, los compromisos regionales asumidos en el Consenso de Monterrey, el Consenso del Cusco y la Declaración de Isla Margarita;

Considerando

1. Que la equidad social, el desarrollo sociocultural y el desarrollo económico constituyen un solo proceso y son concebidas de manera integral y coherente, para que la cohesión social tenga un rol primordial en la superación de la pobreza y la exclusión.

2. Que la superación de la pobreza y la discriminación requieren la aplicación de políticas integrales definidas y aplicadas por los Estados con la plena participación de la sociedad y de ciudadanos concientes de sus derechos y deberes políticos, económicos y sociales, lo que fortalecerá el sistema democrático.

3. Que los procesos de integración política y económica deben estar orientados a lograr la mejora permanente de las condiciones de vida de los habitantes de la región y coadyuvar al fortalecimiento del ejercicio de sus derechos y deberes económicos y sociales.

4. Que las políticas macroeconómicas de ajuste estructural no han asegurado una mayor equidad social y una mejor distribución de la riqueza en la región.

5. Que el incremento de pobreza, inequidad y exclusión constituye una seria amenaza a la gobernabilidad democrática en América Latina y una afrenta a la dignidad de los pueblos.

6. Que las políticas sociales deben constituirse en políticas de Estado que aseguren inversiones estratégicas en capital humano, social y natural de los países, que potencian a personas, instituciones y territorios, en la búsqueda de equidad y cohesión social para hacer viables las políticas económicas; mejoran la competitividad de las regiones, aseguran la redistribución de los resultados del crecimiento económico y generan mejores condiciones para la gobernabilidad democrática.

7. Que es necesario innovar la intervención de los Estados, privilegiando una concepción integral y territorial de desarrollo para superar los enfoques sectoriales que generan dispersión, superposición, y fragmentación de funciones e ineficiencia en la inversión social, fortaleciendo con ello los procesos de descentralización en curso.

Adquirimos los siguientes compromisos:

A. Para fortalecer la gobernabilidad democrática

1. Trabajar por fortalecer la cohesión social desde una perspectiva latinoamericana que comprenda las identidades socio culturales de nuestros pueblos, fomentando los valores de la democracia, la ciudadanía, la solidaridad, la soberanía y la identidad nacional, para vincular con un enfoque territorial lo nacional y lo regional, y, alcanzar la inclusión, la equidad y la justicia social.

2. Promover políticas económicas orientadas a estimular la inversión y una mejor distribución del ingreso, con el objetivo de disminuir las brechas de desigualdad e inequidad existentes, de manera que los logros macroeconómicos beneficien a los grupos de la población en situación de desigualdad, pobreza, y exclusión, fortaleciendo de esta manera la gobernabilidad democrática.

3. Promover la igualdad de oportunidades y el acceso universal a los servicios básicos en educación, nutrición y salud; fortaleciendo la participación y la responsabilidad individual y colectiva de la sociedad.

4. Impulsar políticas dirigidas a ampliar las oportunidades de acceso a viviendas de calidad de interés social dirigidas a grupos pobres y clase media de ingresos bajos.

5. Aplicar una estrategia de inversión social que considere la asignación y ejecución transparente de recursos públicos y una política fiscal equilibrada para optimizar las acciones dirigidas a beneficiar a los sectores más pobres, y excluidos.

6. Impulsar y promover desde los sectores público y privado, políticas que generen condiciones sostenibles de empleo de calidad y que propicien el aumento de la productividad.

7. Desarrollar políticas macroeconómicas orientadas a superar la pobreza que comprendan esquemas financieros que hagan posible ampliar la inversión social, eliminar progresivamente el asistencialismo, y desarrollar capacidades humanas e institucionales.

8. Articular las políticas sociales de los Estados, orientándolas al desarrollo de capacidades humanas a través de sus programas de educación, salud, nutrición, saneamiento, vivienda, justicia básica y seguridad; a la promoción del empleo digno y la generación de oportunidades económicas para los más pobres, y, la formación de redes de protección social y solidaria para las personas y familias en riesgo; en el marco del cumplimiento de las metas del milenio.

9. Invocar a la comunidad internacional a poner en práctica los compromisos asumidos en la Conferencia de Monterrey sobre financiamiento para el desarrollo y coadyuvar al esfuerzo interno que realizan nuestros países a través de la movilización de recursos financieros internacionales para el desarrollo, incremento de la cooperación, acciones a nivel de deuda externa y la liberalización del comercio.

B. Para crear mecanismos financieros innovadores

1. Ratificamos la necesidad de tomar medidas urgentes para establecer mecanismos financieros innovadores para fortalecer la gobernabilidad democrática.

2. Proponer a los países desarrollados y a los organismos financieros internacionales que apoyen mecanismos financieros innovadores que permitan incrementar los recursos hacia la inversión productiva y la generación de empleo para hacer frente a las demandas sociales insatisfechas de nuestras naciones, superar la pobreza y reforzar la cohesión social.

C. Para institucionalizar el Foro de Ministros y Ministras de Desarrollo Social

1. El Foro de Ministros y Ministras de Desarrollo Social de América Latina, como un espacio especializado y permanente de intercambio de experiencias y coordinación de estrategias comunes sobre Política Social en la región. Se reunirá con la periodicidad de un año.

El Foro será presidido por el país sede de cada encuentro quien asumirá la conducción de la Secretaria Pro Tempore.

La Secretaría Pro Tempore será la instancia operativa del Foro, cuyos objetivos fundamentales son el perfeccionamiento del esquema institucional existente, el fortalecimiento y la continuidad del mismo.

Para ello, contará con el apoyo de las Secretarías Técnicas de los organismos sub regionales de integración existentes: MERCOSUR-Chile, Comunidad Andina y CISCA-México,

Los Grupos de trabajo deberán reunirse al menos una vez entre cada encuentro ministerial para preparar los temas técnicos del siguiente encuentro.

2. Acoger con beneplácito la conformación de mecanismos de coordinación sub regional sobre Política Social y saludar la iniciativa de la Comunidad Andina de Naciones de constituir el Consejo Andino de Ministros de Desarrollo Social.

3. Invocar al CARICOM a participar activamente en el Foro de Ministros de Desarrollo Social de América Latina y el Caribe.

Los países presentes adoptan este documento como posición regional a ser presentada en la III Cumbre de América Latina y el Caribe-Unión Europea, a desarrollarse en Guadalajara, México, el 29 de mayo próximo.

Agradecen la participación de los representantes de Ecuador, México y Brasil por la presentación de temas específicos: “Reflexiones sobre estrategias de reducción de la pobreza en América Latina”, “Mejores Prácticas”, y “Políticas de Desarrollo Social y Evaluación”, respectivamente.

Agradecen la valiosa y continua colaboración de UNESCO para el logro de los objetivos de del Foro de Ministros de Desarrollo Social de América Latina y el Caribe. Aprecian y agradecen particularmente la participación del Ministro de Reconstrucción Nacional de Pakistán como observado en este Foro y manifestarla la disposición de colaborar en iniciativas similares que se realicen en su región. Acogen la Declaración Andina sobre Desarrollo Social de los Ministros de la Sub región. Agradecen la hospitalidad y las atenciones recibidas por parte del Gobierno Peruano y destacar la excelente organización del Foro.

Santa Clara 02 de mayo 2004